Preguntas Frecuentes

¿Qué variedad de productos tienen?
- Pastas:
  • Ravioles (verdura, verdura y carne, verdura y pollo, ricota y jamón)
  • Sorrentinos (verdura y ricota, jamón y muzzarella, a los 4 quesos, calabaza, capresse)
  • Tallarines
  • Ñoquis
  • Canelones (verdura y carne, verdura y pollo, verdura y ricota, ricota y jamón)
  • Lasagna (Mixta: verdura, carne, jamón y muzzarella, salsa bolognesa)
- Salsas (Bolognesa -también disponible en potes individuales-, mixta, y 4 quesos)
- Empanadas de vigilia para Pascuas.
- Locro (para fechas patrias)
- Tartas (capresse, pollo, jamón y muzzarella, mix de vegetales)
- Prepizzas rellenas

¿Cuáles son sus horarios de atención?
De lunes a sábado de 8 a 14hs y de 18 a 22hs.
Domingos y feriados de 9 a 14hs.

¿Tienen otras sucursales?
Sí, en Lisandro de la Torre 1055 (Tel: 463610)

¿El servicio de delivery lleva sólo pastas calientes o también crudas?
Lleva todo tipo de pastas y de productos que vendamos.

¿El delivery está incluído?
No está incluído, es aparte.
 

Verdades y mitos sobre la pasta...

¿La pasta engorda? Buena parte de la población cree que la pasta engorda. Nada más lejos de la realidad. El más reciente consenso de prevención y tratamiento de la obesidad, firmado por once sociedades españolas de nutrición, revisó a fondo esta cuestión y llegó a la conclusión de que las dietas con mayor contenido de carbohidratos complejos (como los contenidos en la pasta) se asocian con un menor peso corporal. Es más, aconseja incluir una importante presencia de carbohidratos para prevenir la obesidad. El contenido de carbohidratos complejos en la pasta seca asciende a casi el 75% de su peso, de ahí su importancia en toda dieta sana, sobre todo si se trata de pasta integral. 

¿Es mejor comerla a mediodía o para cenar? Es fácil encontrar información que señala que los carbohidratos ingeridos por la noche aumentan la ganancia de peso, pero se trata de una creencia sin sostén científico. Ninguna guía dietética de referencia hace alusión (por falta de plausibilidad argumental) al momento en que debe ingerirse un alimento.

¿Cuál es el modo correcto de cocer la pasta? La cocción de la pasta es un detalle al que, en ocasiones, no se le presta la atención necesaria. Para asegurarse de hacerlo bien, conviene seguir siempre las indicaciones del fabricante. Y es que el modo en el que se cocine la pasta influye en que esta sea fuente de energía lenta o todo lo contrario, que se convierta en un alimento rico en azúcares de fácil y rápida asimilación. Esto último explica que al poco tiempo de su consumo se vuelva a tener hambre. Para que la pasta sea una fuente excelente de hidratos de carbono complejos de absorción lenta ha de quedar cocida "al dente", es decir, cocida por fuera y semicruda en su interior. El modo apropiado de cocer la pasta es calentar un litro de agua con un chorrito de aceite por cada 100 gramos de pasta. En cuanto rompe a hervir el agua, se añade un puñado de sal y la pasta. Después se remueve de vez en cuando para lograr que quede suelta. Para saber si ha alcanzado este punto, se puede sacar de la cazuela una porción de pasta, partirlo por la mitad y comprobar si el interior queda algo cruda (de color diferente). En ese momento se retira del fuego y se escurre.

¿Es malo cocerla mucho? Hervir mucho la pasta hace que sus nutrientes se diluyan (por su mayor retención de agua). Por otra parte, una cocción más prolongada hace que sea más digerible (algo muy interesante para las pastas integrales en personas no habituadas a tomar mucha fibra) y existe la preocupación de que ello pueda generar más obesidad, debido a la mayor rapidez de absorción de sus carbohidratos. No obstante, el consenso de obesidad antes detallado señaló que no existen evidencias que permitan afirmar que la carga glucémica de la dieta se asocie a un incremento del peso corporal en adultos.
 

10 Razones para comer pastas:

1. Las pastas, por ser fuente de carbohidratos, son un componente clave para una alimentación sana. Tené en cuenta que para una dieta saludable es recomendable dividir las calorías de la siguiente manera: 50-60% de carbohidratos, 25-30% de grasas y 15-20% de proteínas.

2. Permiten una buena digestión: por su composición, la pasta seca es digerida más lentamente que otras comidas. Este es un beneficio saludable porque las comidas con carbohidratos de lenta digestión ayudan al cuerpo a obtener todos los beneficios nutricionales necesarios.

3. Las pastas aportan beneficios nutricionales para el rendimiento intelectual, porque el cerebro se nutre de glucosa (y la glucosa está en los hidratos de carbono y por lo tanto en las pastas).

4. Además, permiten un buen rendimiento físico. Los deportistas más importantes las consumen antes y después de cualquier desempeño deportivo por el alto rendimiento energético que generan.

5. Las pastas no engordan. Si se comen porciones adecuadas, no engordan, ya que posee niveles altos de carbohidratos de bajo índice glucémico y bajos en grasa.

6. Su preparación es rápida y son fáciles de cocinar. Las pastas y las comidas con pastas son verdaderamente deliciosas además de ser nutritivas y saludables.

7. Tienen un costo accesible.

8. Pueden servirse como plato principal, como acompañamiento o también en sopas y ensaladas. Y son ricas frías o calientes.

9. Las pastas generalmente se acompañan de otras comidas saludables, incluyendo aceite de oliva, vegetales, queso, carnes y pescado, lo cual hace que la comida sea más equilibrada.

10. Según un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine de la American Medical Association, consumir una dieta con niveles altos de carbohidratos y bajos en grasa se asocia con menores niveles de ansiedad y depresión y tiene efectos beneficiosos sobre el bienestar psicológico, ayuda a las personas a sentirse más felices que aquellos con una alimentación con menos hidratos de carbono pero con más carnes y lácteos.

Datos según la experta Natalia S. Echegaray, nutricionista de Molinos Río de la Plata.